Barbulla ni siquiera lleva mucho tiempo asentado en San Pedro. Es un negocio con apenas un año de antigüedad y su juventud no resulta ni mucho menos un defecto. Es un lugar que cuida los detalles al milímetro y eso, a los que vamos a disfrutar, nos gusta.

Barbulla ni siquiera lleva mucho tiempo asentado en San Pedro. Es un negocio con apenas un año de antigüedad y su juventud no resulta ni mucho menos un defecto. Es un lugar que cuida los detalles al milímetro y eso, a los que vamos a disfrutar, nos gusta.

Llegamos allí guiados por algunos conocidos que hablaban maravillas del lugar, por lo que las expectativas al respecto no eran ni mucho menos bajas. Y aún así no nos decepcionaron.

IMG_4271
Croquetas de salchichón de Málaga

Disfrutamos de su carta, su ambiente y su vajilla durante una agradable cena de finales de verano en una agradable y coqueta terraza. El servicio fue muy agradable y atento, aunque se despistó un poco al final de la cena.

IMG_4274
Ensaladilla rusa

Pedimos, como siempre, para compartir al centro. Decidimos empezar con unas croquetas, que resultan muchas veces el termómetro medidor de la calidad de la carta. Exquisitas. Eran de salchichón de Málaga, y llevaban un rebozado muy crujiente que creímos que era de harina de maíz. Le daba un punto que las hacían además de ricas, muy especiales. Servidas en una losa pintada, súper original el emplatado.

IMG_4292
Bocadillo de calamares

Continuamos con una ensaladilla rusa, suave, cremosa y muy sabrosa. Para mi, encontrar una ensaladilla rusa a mi gusto en los bares es bastante complicado, tal vez porque la de casa tenga un nivel a la que pocas llegan. Esta fue de las pocas que sí llegaron a ese nivel.

La interpretación del bocata de calamares fue muy origial y curiosa, aunque no fue un plato a destacar por su sabor.

IMG_4280
Ensalada de quinoa

Lo que sí fue muy destacable y, coincidimos los tres que compartimos mesa, fue el mejor plato de la noche: la ensalada de quinoa. Espectacular. Con decir que estuvimos los tres «mano a mano» encima de la ensalada hasta que acabamos con ella… tenía un punto fuerte, amargo y algas wakame, lechuga.. buenísima. Lo volveré a pedir la próxima vez.

IMG_4286
Bocadillo de Chinita

Para acabar pedimos un bocadillo de cochinita con patatas fritas, que también compartimos. Estaba muy rico, la cochinita tenía un punto muy especial. Y las patatas han sido las más originales que he visto hasta ahora, ¡cortadas en espirales! y aliñadas con pimentón.

Aunque lo mejor, sin lugar a dudas, fueron los postres. Estando ya casi a reventar decidimos tirar la casa por la ventana elegir dos postres de los muchos que tienen. Nos decidimos por un Apple Crumble, que no estaba mal, y por una Banofee Pie en tarro… casi hubo riña por acabar la banoffe. Es-pec-ta-cu-lar.

IMG_4294
Apple Crumble
IMG_4298
Banofee Pie en tarro

Lo mejor de toda la cena fue el precio final, ya que es un lugar muy asequible, creo que pagamos menos de 15€ por comensal.

One comment

Barbulla, con todo lujo de detalles

Deja un comentario