A todo buen amante de la gastronomía que se precie -o friki postmoderno de los restaurantes de postín- le gustaría saber, y probar, qué se cuece en los marcados como «mejores restaurantes» por la tan selecta Guía Michelín. Y esto, gracias a la llamada «democratización» de la alta cocina, ya es posible sin necesidad de ahorrar en exceso.

IMG_3058
Carta de StreetXO

Con Madrid a los pies, en la zona Gourmet Experience de El Corte Inglés de Serrano, te sientes en la cima de la alta cocina, eso sí, en su máxima versión de ‘marca blanca’: SteetXO, la versión low cost, de cubiertos de plástico, del prestigioso DiverXO del ya famosísimo Daviz Muñoz.

Como si de un manicomio se tratase, con camisas de fuerza te recibe el personal, dando un paso más allá de la cocina, del sabor, del saber que en los tiempos que corren la imagen que se transmite en cualquier negocio es casi más importante que el producto en sí.

El local, dividido en dos partes, te da la posibilidad de contemplar la elaboración de los platos si decides disfrutar de la comida en su interior, desde la barra que rodea la cocina abierta; o bien disfrutar de las alturas de Madrid desde la zona de terraza, aprovechando la última planta de El Corte Inglés.

IMG_4116
Dumpling pekinés, oreja confitada y hoisin de fresas. Alioli y Pepinillo

Siguiendo el concepto de cocina callejera, además de los ya mencionados cubiertos de plástico, le acompañan la carta de papel y la presentación de los platos, en gran medida de usar y tirar. La carta es cuidada y sencilla, con tan solo doce platos entre los que poder elegir.

Para estrenarnos en StreeXO decidimos dejarnos guiar por el camarero que nos atendió, ya que la gran incógnita la primera vez que visitas un lugar es acertar con la cantidad de platos a elegir. Dumpling pekinés, oreja confitada y hoisin de fresas. Alioli y Pepinillo; Lasaña koreana de wonton y vaca vieja gallega con shitakes. Tomates escabechados picantes. Bechamel de cabra-cardamomo y Pulpo charsiu (barbacoa china) con pasta de gamba fermentada y chiles dulces. Padthai cremoso de tintas. Ginger y polvo de gamba seca, fueron los tres platos afortunados.

Sin lugar a dudas el mejor de todos fue el Dumpling pekinés. De las típicas dumpling orientales siempre me disgusta un poco la textura tan suave y blanda que tienen al hervirlas en vapor, pero estas no tienen nada que ver. El toque crujiente de oreja de cerdo confitada elimina esa textura «blandurria» de forma certera y acertada. Y pensaréis: «¿orejaaaaaaaa? ¡pero qué asco!» Yo también lo hubiera pensado si no me hubiese dejado llevar por StreetXO. Y gracias, porque es de las cosas más ricas que he probado.

IMG_4113
Lasaña koreana de wonton y vaca vieja gallega con shitakes. Tomates escabechados picantes. Bechamel de cabra-cardamomo

La Lasaña koreana de wonton tenía un sabor muy especial, probablemente por la mezcla del queso de cabra, el cardamomo, los tomates escabechados picantes… Una lasaña con un toque muy especial y muy fuera de lo que comunmente relacionamos con una lañasa. Es digna de ser probada.

Para terminar nos trajeron el Pulpo charsiu. Para mí fue el peor plato de los tres que pedimos. La textura del pulpo era muy blanda, parecía que estaba hervido en vez de en barbacoa. La pasta que le acompañaba no estaba mal, pero no había nada en el plato que destacase y que verdaderamente lo hiciera inolvidable.

IMG_4110
Pulpo charsiu (barbacoa china) con pasta de gamba fermentada y chiles dulces. Padthai cremoso de tintas. Ginger y polvo de gamba seca

El precio medio en este restaurante es más o menos unos 30€ por cabeza, así que no está nada mal.

Como recomendación: pedid sí o sí los dumpling, hay que probarlos. El plato habitualmente son tres piezas. En nuestro caso (que éramos dos) el camarero nos aconsejó (y así hicimos), añadir uno más y así tomábamos dos dumpling cada uno. Tomamos cócteles con la comida, pero no merecen la pena, acaban subiendo mucho el precio y no aporta demasiado.

One comment

StreetXo, comida callejera dentro de El Corte Inglés

Deja una respuesta