Piensas en Navidad y seguro que te vienen a la cabeza todas esas imágenes de las típicas películas navideñas americanas con las calles llenas de nieve y casas decoradas con muchísimas luces de Navidad y una chimenea para resguardarte del frío con una gran bandeja de galletas de jengibre bonitas y llamativas.

¿No es demasiado idílico? Con esas galletas tan navideñas, y su casita de Jengibre llena de nieve, ¡tan bonitas y llenas de color!

casita de jengibre

Posiblemente estas imágenes distan mucho de tu realidad (de la mía sí, frío y nieve en la Costa del Sol no tenemos), y la nieve o las casas llenas de luces estilo americano no te lo puedo traer, pero sí te puedo dar una receta infalible para hacer una casita de Jengibre y unas cuantas galletas y así pasar una tarde súper entretenida con los más peques de la casa que recordarán siempre con mucho cariño (además están riquísimas).

En este enlace te dejo los planos de la casita, para que puedas descargarlo y recortar las galletas en esas medidas. Así no necesitarás cortadores específicos y podrás hacer la Casita de Jengibre en cualquier momento.

Con la cantidad de esta receta, además de la casita, si recortas la masa de forma eficiente, te pueden salir algunas galletitas, nosotros hicimos unas 14 galletas de distintos tamaños (las que ves en las fotos son algunas de ellas). Si queréis hacer más galletas solo tienes que duplicar las cantidades.

Receta para las galletas:

Ingredientes:

  • 125 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 70 gr. de azúcar moreno
  • 100 gr. de miel
  • 320 gr. de harina
  • 2 cdta. de jengibre en polvo
  • 2 cdta. de canela
  • una pizca de nuez moscada
  • 1 cdta. de levadura química

Antes de comenzar: Es importante que unas horas antes saques la mantequilla de la nevera para se se ponga blandita y sea fácil mezclarla con el resto de ingredientes. Puedes hacer la receta tanto a mano como con robot amasador.

Mezclar la mantequilla pomada con el azúcar moreno hasta conseguir una pasta cremosa.

Cuando hayamos conseguido esta pasta le añadimos el resto de ingredientes y mezclamos hasta obtener una masa homogénea.

Una vez lista, ponemos la masa entre dos papeles de horno y la estiramos con ayuda de un rodillo hasta conseguir una lámina de unos 5 o 6 centímetros de grosor. La metemos en la nevera durante al menos 6 o 7 horas, si la dejas hasta el día siguiente mejor que mejor (este paso ayudará a que el manejo de las galletas sea más fácil).

Pasado el tiempo de nevera precalentamos el horno a 180º y sacamos la masa del frigorífico. Usando los planos recortados que te dejo aquí, sacamos las distintas partes de la casita (poniendo las distintas partes de papel sobre la masa y ayudándonos de un cortapizza sacaremos rápido las medidas) y las ponemos con mucho cuidado sobre una bandeja con papel de horno.

Con esta receta de masa, si recortamos aprovechando al máximo, nos sobrará masa para algunas galletas. Usando cortadores aprovechamos el resto de la masa. Los bordes y todos los restos de masa los podemos volver a unir y extender para hacer más galletas.

galletas de jengibre

Con cuidado de no calentar mucho la masa con las manos, ya que será más complicado luego transportar las galletas hasta la bandeja de horno. Y cuidado también con dejar la masa muy fina cuando volvamos a estirarla, ya que estas galletas se quemarán antes.

Ahora que lo tenemos todo listo lo metemos en el horno ya precalentado y lo dejamos durante unos 10/12 minutos, hasta que veamos que los bordes comienzan a dorarse.

Las sacamos y las dejamos enfriar sobre una rejilla.

Mientras tanto hacemos el glaseado para decorar las galletas y que nos servirá de «cemento» para construir nuestra casita.

Receta de glaseado:

Ingredientes:

  • 50 gr. de claras de huevo pasteurizada
  • 200 gr. de azúcar glas
  • un chorrito de zumo de limón
  • colorante al gusto

Estas cantidades están ajustadas a la cantidad de masa que hemos realizado, recuerda que si multiplicas la masa de las galletas tienes que multiplicar también las cantidades del glaseado.

Ponemos en el vaso del robot amasador las claras y las batimos con las varillas sin dejarlas que lleguen a montar, solo para que se pongan un poco blanquecinas. Añadimos el azúcar glas y batimos hasta conseguir una pasta blanca, consistente y pegajosa, mientras batimos añadimos el chorrito de zumo de limón.

La mayoría de glaseado que vamos a usar será blanco, por lo que podemos llenar una manga pastelera de blanco y dejar distintas porciones más pequeñas para el resto de colores que queramos utilizar.

Para usar este glaseado no necesitamos boquilla, simplemente con la manga pastelera de usar y tirar, le cortamos la punta muy poquito para que salga una fina línea de masa y así podemos decorar y trabajar con ella.

Montaje de la casita de jengibre

Mientras hacemos el glaseado es probable que las galletas de la casita ya se hayan enfriado y podamos usarlas.

Antes del montaje es recomendable que se haga la decoración de las paredes, ya que si se hace una vez montado el glaseado no quedará en su lugar y tendrá a gotear hacia abajo (como es el caso de la decoración de la nieve, que cae en forma de chorritos desde el tejado).

Mientras seca la decoración de las paredes podemos aprovechar el tiempo para decorar el resto de galletas y así dejamos que la decoración de las paredes seque bien antes de montar la casita.

Para montarla te recomiendo que tengas ayuda, ya que con solo dos manos es complicado ir montándola sin que se caiga. Como truco, lo ideal es que una vez pongamos la glasa en las paredes de la casita a modo de «cemento» dejemos unos segundos secar antes de ponerle la otra pared, así se quedará la glasa más pegajosa y tardará menos tiempo en secar y que quede pegado.

Ir montándola es un poco complicado, así que paciencia y cuidado. Lo ideal es que se empiece por la fachada principal y a raíz de ahí ir construyendo la parte central, posteriormente la entradita y por último el tejado. Con mucho cuidado de no estropear las decoraciones con glasa que se han hecho previamente.

Espero que disfrutes mucho de esta receta y ¡Feliz Navidad! 🎄✨

Deja una respuesta